Categoría: Artículos

Cómo organizar un evento virtual para tu empresa según Business Connector

8 pasos para organizar un evento virtual profesional

La comunicación e interacción dentro y fuera de las empresas a cambiado, eso es lo evidente, y lo consecuente, es aprender a coordinar de forma remota, efectiva y para todos, eventos o reuniones virtuales, pero ¿cómo?

A continuación te ofrecemos 8 consejos para asegurar el éxito de tus eventos virtuales

Si tu empresa necesita reuniones por área, formaciones, clases, exposiciones, encuentros nacionales o internacionales, meetings, o similares; te invitamos a que apliques estos sencillos consejos para lograr tus objetivos.

1. Publicita o comunica tu evento por todo lo alto

Si tu negocio o empresa ya tenía una identidad definida para los eventos físicos que deseas replicar de forma virtual, mantenlos.

Puedes mantener el logo, los colores, tipografías, títulos, algún posible slogan, etc. para dar continuidad y perpetuar la confianza sobre tu evento, y por extensión, sobre tu marca.

Si se trata de un evento nuevo promuévelo considerando los mismos canales de publicación eficaces para la comunicación del mismo a tus colaboradores, colegas o público objetivo. Realiza un logo o submarca, define un estilo visual y de contenidos, etc. un “alma” que connote sentimientos, toda publicidad / comunicación efectiva la tiene, transmite lo que desea para quien lo necesita mediante su estética y la experiencia que recibe el receptor.

2. Tu plan de marketing debe ser multicanal

En la actualidad, y más aún, con la realidad global de 2020, es imperativo disponer para cada evento, al menos, tres canales: web, red o redes sociales, y mailing; además, si tu evento es externo, es más que recomendable que determines una campaña de pago en el canal que mejor pueda filtrar a tu público objetivo respecto a tus palabras claves a posicionar, las mismas que “compras” para aparecer en los primeros puestos de búsqueda en algún portal de búsquedas, red social o servicio de video hosting; por ejemplo.

Antes de invertir en una campaña de pago, averigua con algún software de analítica web:

¿Dónde está más activa tu audiencia?

¿Dónde tengo más visitas?

o… mi público es cautivo o interno y sólo requiero un mailing atractivo

3. Una web dedicada a un evento es una gran idea

Si tu evento es multitudinario, realizar una web dedicada al mismo suele transmitir la confianza y seguridad necesarias para despertar el interés. En la misma, debes añadir toda la información relativa al evento de forma clara, precisa y transparente sin que el visitante deba navegar de más; a ello, súmale una opción de “inscripción/reserva al evento” donde podrás, también, generar en el mismo proceso una nueva base de datos con clientes potenciales para futuros eventos o promociones relativas.

Recuerda incluir:

  1. Nombre del evento (ideal si coincide con el de la web)
  2. Imagen/nes representativa (una imagen vale más que mil palabras)
  3. Agenda u horarios del evento
  4. Recursos necesarios por los asistentes (conexión a internet, algún software gratuito de conexión, etc.)
  5. Precio
  6. Breve formulario de inscripción/reserva

4. Haz mailing

Las personas que reservaron su sitio para el evento virtual deben ser orientadas al mismo mediante un mailing, deben sentirse acompañadas y ser motivadas a asistir o participar en el mismo.

Es frecuente que entre los inscritos haya “bajas” el día del evento, por muchos motivos, pero hay que reducir aquellas que sean por falta de motivación realizando para ello, como mínimo, una acción de mailing, dependiendo del tiempo que falte para el evento. No existe una receta mágica, pero sí una realidad motivacional en la mente de tu público objetivo que puedes mejorar conociendo sus debilidades o puntos de dolor.

En tus mensajes, considera incluir gráficos, diagramas, fotografías o cualquier tipo de contenido visual atractivo y acorde con el público objetivo y tu evento. Llama a la acción de “inscribirse al evento” si el mailing es para captar asistencia.

5. Realiza un plan en las redes sociales

Es muy recomendable realizar un “calendario” de publicaciones en la red o redes sociales más efectivas para promocionar tu evento virtual, considera detenidamente la mejor frecuencia, para “estar presente” evitando “ser intrusivo” por un exceso de publicaciones sobre el mismo.

Debes informar sobre el nombre del evento, su fecha, hora y modo de inscripción. Normalmente puedes incluir un teléfono, mail o link a un formulario, dentro o fuera de la publicación, en el texto que la acompaña.

6. Publica la agenda del evento

Cuanto antes publiques lo que ocurrirá dentro del evento y los exponentes o dinámicas que se llevarán a cabo, antes atraerás a tu público y sus reservas. Es muy buena idea asegurar la participación y actividades “estrella” antes de publicar la programación o agenda. Hay invitados que arrastran seguidores y despiertan interés por ser más mediáticos o conocidos, úsalo a tu favor; publica tus anuncios o publicaciones con sus nombres y fotografías en las redes, malings, web. etc.

Comparte tu evento con influencers o líderes de opinión potencialmente simpatizante.

7. Promueve tu evento con influencers y líderes de opinión

Si tienes la posibilidad, busca y contacta con influencers o líderes de opinión potencialmente interesados o simpatizantes con el evento que vas a realizar.

Proponles, por ejemplo, realizar una promoción o descuento especial para sus seguidores desde sus redes sociales por el hecho de compartir una publicación exclusiva para ellos con algún gráfico o código promocional.

De este modo sus seguidores reciben un descuento gracias a ellos y tú recibes mucha más visibilidad e inscripciones.

8. Genera “sentido de pertenencia»

Por sus siglas en inglés el FOMO (Fear Of Missing Out) o miedo a quedar fuera, en relación a tu evento virtual, consiste en despertar el interés suficiente a través de las redes sociales y otros canales hasta el día mismo del evento, el objetivo es generar la idea de pertenecer a un grupo o movimiento social o de lo contrario, quedar excluido de él.

Para ello el evento debe ser “irrepetible” en cuanto a contenidos para poder generar este vínculo.

FOMO, es una técnica de marketing ampliamente desplegada desde hace años por muchas marcas y en muchos eventos, pero lo más importante es cumplir con las expectativas, porque nada funciona mejor en un evento que la publicidad que se genera después tras su éxito… de cara al futuro de tu marca o próximos eventos.

Hacks mentales que elevan tu autocontrol y productividad. Imagen destacada del artículo donde se muestra a una oficinista concentrándose frente a su escritorio. bizzconnector.com - Business Connector

HACKS MENTALES que elevan tu autocontrol y productividad

Hacks mentales que elevan tu autocontrol y productividad, imagen de una oficinista centrada en el orden de unos archivadores, artículo de bizzconnector.com - Business Connector

Resistir las tentaciones momentáneas es una tarea difícil, especialmente cuando están frente a ti. ¿Cómo puedes “actualizar” tu autocontrol para acercarte a tus objetivos a largo plazo?

Por definición, el autocontrol es la capacidad de hacer algo que beneficie tus objetivos a largo plazo, en lugar de algo que pueda satisfacer tus deseos inmediatos. Pero para muchos de nosotros, las recompensas a corto plazo son irresistibles: terminamos sacrificando el bienestar de nuestro yo futuro con demasiada facilidad. ¿Por qué es tan difícil para algunos ejercer un autocontrol adecuado, y cómo puedes aprovechar siempre tu propia moderación?

Angela Duckworth, profesora de psicología en la Universidad de Pensilvania, dice que asignar recursos entre tu ser actual y tu ser futuro es una lucha continua. Aunque conozcas la importancia de prepararte para tu futuro, tu yo actual también quiere su parte justa. Es una negociación difícil, especialmente durante los momentos en que el «camino fácil» se encuentra justo enfrente de ti.

Por ejemplo, exhibir autocontrol sobre el tiempo invertido en videojuegos y redes sociales, dos de las tentaciones más comunes de la era actual, significa luchar contra los mecanismos antiguos de tu cerebro, como son tu inclinación por la caza o tu deseo de interacción social. «Eso es realmente lo que nos impulsa a seguir revisando nuestros feeds, para ver si nuestros amigos publicaron algo o si les gustó nuestra última foto», dice Duckworth.

Uno de los descubrimientos más importantes sobre el autocontrol en los últimos años, dice Duckworth, es que las personas varían ampliamente en términos de lo que les tienta. Si estás dispuesto a analizar profundamente tus tendencias y puntos débiles, puedes reconocer el conjunto de problemas en los que necesitas trabajar. Una vez que comprendas las fuentes de tus problemas de autocontrol, puedes comenzar a dedicar energía para solucionarlos.

Un lugar para comenzar sería la oficina. Para mejorar el autocontrol en el trabajo, Duckworth recomienda primero adoptar un enfoque orientado hacia la proyección de tu día, como planificar descansos y los intervalos de tiempo para revisar los correos electrónicos por adelantado. Si puedes abstenerte de renunciar a tus impulsos antes del tiempo que te has asignado, puedes lograr augmentar tu autocontrol general.

Por supuesto, después de haber hecho la planificación, debes cambiar tu comportamiento. El problema de mirar tu teléfono móvil con demasiada frecuencia, por ejemplo, se puede resolver poniéndolo en silencio o, mejor aún, guardándolo en tu cartera o bolso hasta el almuerzo. Eliminar la tentación de mirar es clave para garantizar que seas fiel a tu propósito. Finalmente, Duckworth aconseja establecer una base de autocontrol que puedas realizar en el futuro. Todos hemos experimentado días de trabajo improductivos debido a que dormimos muy poco la noche anterior o por una comida insuficiente en la mañana. Al practicar una vida más saludable fuera de tu lugar de trabajo, puedes reunir la fuerza y resistencia para ayudarte a controlar tus peores impulsos cuando más lo necesites.

Entrevista realizada por Maddy Savage. Contribuciones adicionales de Peter Rubinstein.

Fuente:

BBC

https://www.bbc.com/worklife/article/20191217-the-mental-hacks-that-level-up-your-self-control

Traducción y adaptación:

Alberto Gómez Moreno

7 consejos para ser más productivo en el trabajo según Robert Pozen "gurú de la productividad" en el MIT

7 consejos para ser más productivo en el trabajo, según “el gurú de la productividad” del MIT, Robert Pozen

«Aprendí a ser productivo porque tenía que conseguir suficiente dinero para financiar mi educación.» Robert Pozen, 2019 – BBC Mundo.

Robert Pozen aprendió a ser productivo porque no tenía alternativa. Venía de una familia de bajos ingresos, tenía dos trabajos en la secundaria, hacía deporte y otras cosas de jóvenes como irse a fiestas.

Robert necesitaba el dinero para pagarse los estudios. Disponía de poco tiempo por lo que decidió administrárselo mejor, y lo logró.

Es profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts, MIT; autor del libro «Productividad extrema: mejora tus resultados, reduce tus horas», ha desarrollado una amplia trayectoria en el sector financiero, público y académico.

Ha sido presidente del Fidelity Investments (destacable fondo de inversión mundial), presidente ejecutivo del MFS Investment Management y presidente del Comité Consultivo sobre Informes Financieros de la Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos, o SEC por sus siglas inglesas.

Pozen expone que no hay porque sentirse orgulloso de trabajar  todos los días hasta las 10 o dormir menos de 7 horas.

Lo que cuenta “son los resultados”.

«En Nueva York, por ejemplo, se ve todo el tiempo. Yo les digo que se vayan a la casa. No hay una emergencia cada noche, no hay una razón para estar constantemente hasta tarde».

«El trabajo está matando a la gente y a nadie le importa»

A continuación, los 7 pasos que recomienda Robert Pozen para que seas más productivo en el trabajo:

1. Hacer ranking de objetivos y priorizar tu tiempo

Una vez definidos tus objetivos, crea un ranking semanal y otro anual, es muy importante y pocos lo hacen. Divídelos en oferta y demanda.

Pregúntate en oferta si tus objetivos reflejan lo que te gusta y en lo que eres bueno, además de cuál es el propósito detrás de cada uno y la actividad que realizas para lograrlo.

Desde el punto de vista de la demanda, pregúntate en qué grado tus objetivos abarcan las necesidades de tu empresa u organización.

2. Medir resultados, no horas dedicadas

Pese a que hay empresas que valoran el tiempo invertido del trabajador con su presencia física, el problema es que ello no asegura los resultados.

Lo recomendable es establecer claramente lo que se espera de ti, en cuánto tiempo y cómo se van a medir los resultados.

3. No prestar atención a las cosas pequeñas

Los correos electrónicos nos pueden sobrepasar, por poner ejemplo; lo mejor es revisarlos cada una o dos horas y prestar atención a aquellos importantes, sea por su tema o por el remitente. Responde de inmediato sólo a los que necesiten respuesta. Guardar correos pendientes suele ser improductivo.

4. Empezar por el final, no por el principio

Las conclusiones de un proyecto no deberían escribirse al final. Es preferible una breve investigación preliminar con conclusiones probables; ello antes de avanzar y plasmar las conclusiones finales.

Con frecuencia, las personas tardan semanas en reunir información para al final llegar a su respuesta/s.

5. Dejar tiempo para pensar

En lugar de tener demasiadas reuniones, abre un espacio para el análisis, para poder pensar las cosas dos veces.

6. No temer ser aburrido

Existen costumbres personales que nos quitan tiempo, como qué ropa me pongo hoy, o qué voy a desayunar. No temas repetir, ahorrarás tiempo eliminando esas pequeñas variables cotidianas.

Te has fijado en la camiseta gris de Mark Zuckerberg, ¿no es siempre la misma? ¿O acaso Barack Obama no viste casi siempre con un traje azul?

7. Volver a casa

En escasas ocasiones existe alguna razón importante para no volver a tiempo a tu casa con las personas que te importan, y cuando lo hagas, desconecta, no contestes correos ni llamadas.

Nunca sientas vergüenza de irte temprano para estar con los tuyos por lo que puedan juzgar de ti, muchos de esos colegas habrán perdido tiempo realizando tareas improductivas.

Si trabajaste intensamente, vuelve a casa.

10 Consejos para salir de la Crisis del COVID-19 desde la mirilla de Business Connector

10 Consejos para salir de la Crisis del COVID-19 desde la mirilla de Business Connector

Como empresario y experto networker, quiero contribuir ofreciendo algunos consejos prácticos, los cuales enumero por orden de importancia, de cómo deberemos, empresarios, emprendedores y autónomos, afrontar la crisis económica tras superar al COVID-19.

En primer lugar, deberemos dejar de buscar explicaciones a lo sucedido (1), buscar explicaciones nunca ha cambiado lo que se tiene. Para conseguir nuevos resultados tenemos que centrarnos en hacer cosas diferentes, comprender lo que ha pasado no va a contribuir a mejorar nuestra situación.

En este análisis previo, no nos hemos de olvidar de que hemos de asumir que el entorno ha cambiado (2), las cosas ya no van a ser como antes del coronavirus, por tanto no podemos seguir haciendo en nuestros negocios, en nuestras empresas, o para las empresas que trabajamos, lo mismo que hacíamos hasta ahora. Tenemos que cambiar estrategias y adaptarnos al nuevo entorno. Incorporar nuevas herramientas y nuevos canales, ampliando nuestra visibilidad, para que obtengamos mayores posibilidades de éxito: ¡conéctate al máximo, y comparte!. Cuanto antes lo hagamos antes saldremos adelante.

El apoyo colaborativo va a ser una estrategia para salir. No conseguiremos triunfar si no estamos dispuestos a cambiar (3), tenemos que aceptar que el entorno reclama un nueva forma de hacer negocios y de cambio de hábitos en la gestión diaria. Si eso implica renunciar a ciertas cosas, deberemos hacerlo, porque si no, nos estaremos condenando a un dolor mayor del necesario.
Business Connector puede contribuir y mucho a superar esta crisis.

Una vez abordemos los nuevos tiempos, y volvamos a la senda del día a día, será importante que identifiquemos en qué situación se encuentra nuestra empresa (4). Tendremos que comenzar a interesarnos por la economía de nuestro negocio o empresa, con tal de saber qué hacer con el dinero que dispongamos, al objeto de invertirlo y gastarlo en aquello que nos asegure un buen retorno. Con lo cual, probablemente dejemos de hacer cosas que hacíamos antes de la crisis dado que ahora no van a favor de nuestro interés, e identifiquemos otras que ahora sí que irán a favor, como la de apoyarnos unos a otros buscando sinergias. El recorte de aquellos gastos que no sean imprescindibles (5), y el intentar aumentar nuestros ingresos (6) van a ser otras medidas estratégicas que tenemos que tener en cuenta.

Nadie sabe de la evolución del día a día tras la crisis, pero sí deberemos estar lo mejor preparados ante nuestros competidores, esto nos pondrá en ventaja. Quedarnos con lo imprescindible y deshacernos de todo lo demás nos ayudará. Aprenderemos a decidir sobre las cosas necesarias y qué otras puedan esperar. Pero deberemos entender que no se puede seguir gastando como hasta ahora, cuando en el horizonte se cierne la amenaza de la incertidumbre.

En estos nuevos tiempos, deberemos intentar eliminar toda aquella deuda maligna (7) que tengamos, y sobre todo no contraer más deuda para hacer frente a la deuda anterior. Si tienes un préstamo no pidas otro para pagar el primero. Eso tendría el mismo sentido que el dar alcohol a un borracho para ver si así mejora su lucidez.

Ante todo, debemos ser prudentes en el manejo del dinero (8), no debemos lanzarnos a mover nuestro dinero de forma precipitada aunque parezca claro que estamos ante una gran oportunidad. Pensemos con cordura, en estos tiempos turbulentos habrá inversores profesionales que están haciendo su verano y nos pueden perjudicar. Ya conocéis el dicho: a río revuelto ganancia de pescadores. Lo que tenemos que tener en cuenta es si somos pescadores o pescado. Ahora más que nunca, estar agrupados con los mejores, como lo hacemos en BC, nos ayudará a estar seguro de las oportunidades que nos lleguen, y a aprovechar las sinergias que se generen, con tal de conseguir más negocio.

Son tiempos para que empresarios, emprendedores, autónomos, y otros profesionales, sea cual sea la actividad o sector al que nos dediquemos, para intentar ampliar y mejorar nuestra educación financiera (9), algunas de éstas personas no están tan preocupadas como otras. Unas se sienten preparadas y quizás hace tiempo que esperaban que algo parecido sucediera. Ahora actúan, no reaccionan.

Para finalizar, quiero que os quedéis con el último consejo:

para todo problema existe la semilla de la oportunidad (10),
y Business Connector puede contribuir a conseguirla.

Gracias compañeros. Cuidaros. Nos vemos en Business Connector.

Carlos Suárez
Co-founder de Business Connector

Cómo convertir tus ideas en realidad.

No es sobre las ideas. Sino hacer que éstas se vuelvan realidad”

Scott Belsky, cofundador de Behance

Todos hemos tenido alguna gran idea, momentos en los que compartes con la gente que más quieres y aprecias una gran idea, y que resulta que años más tarde ves cómo alguien la ha lanzado al mercado.

El conseguir que algo se haga realidad pasa por hacer algo, tan sencillo como eso, hacer ALGO. Mucha gente prefiere excusarse con que no tengo dinero, para hacer eso hay que saber, no conozco a nadie, yo no voy a ser capaz de hacer eso… limitaciones y miedos que tenemos cada uno de nosotros.

El proceso de transformar una idea en realidad pasa por dar el primer paso y empezar a darle forma y poniendo negro sobre blanco, definiendo que es lo que queremos lograr, si tiene sentido (alguien me va comprar y a qué precio) y si es viable (el momento). No vamos a hablar de cómo elaborar un Business Plan, puedes encontrar muchísimas publicaciones y cientos de artículos y libros que te enseñan a elaborarlo… el caso es empezar.

Las casualidades no existen, si las decisiones acertadas y los errores. La suerte es para aquellos que están con los ojos abiertos y son capaces de aprovechar las oportunidades que el universo les pone delante sin temor a fracasar.
En el mundo de los negocios hay que ser un ejecutor de ideas, es decir… llevarlas a cabo, no vale con ser una persona que basa todo en los libros, y en estudios y después… ¿¿Cómo lo llevas a cabo?? ¿¿Dónde queda todo ese esfuerzo si no eres capaz de pasarlo del papel a la realidad??

Los equipos de personas es importante que estén formados por diferentes perfiles que se complementen, y si no cuentas con un equipo de personas y eres un llanero solitario mejor será que desarrolles una personalidad Bipolar que lo permita, como en el clásico de la literatura española de “El Quijote”, debemos tener un Quijote y un Sancho, un soñador y un conservador conformista con sus miedos.

Otra de las cosas que quiero es invitarte a quitar una palabra de tu vocabulario, INTENTAR/ TRATAR. Esa palabra es la primera piedra para construir algo a medias, sin intensidad y sin ninguna finalidad clara, es la mejor manera para empezar a fracasar.

Y ya puestos a estar hablando de literatura española, acabo este post con esta frase Antonio Machado que dice así; “Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar”.

Carlos López-Fdez
Co-Founder de Business Connector

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies