Categoría: Éxito

7 lecciones que todo emprendedor deberá aplicar en 2021

1. Hay que prepararse para la incertidumbre

Y es que una situación impredecible puede ocurrir en cualquier momento; por ello, tener siempre las ganas de emprender y contar con un plan B e incluso C puede ser una buena alternativa para que tu negocio continúe. 

2. Ser flexible y adaptarse

Las personas que tienen una mente abierta y flexible tienen más posibilidades de que su empresa crezca y no tenga un retroceso. Por ello, una de las lecciones es que no hay que dar todo por hecho, es necesario estar dispuestos a intentar cosas nuevas y evaluar si estas funcionan.

Aferrarse a una sola forma de hacer negocios durante una crisis puede tener como consecuencia que este desaparezca. De igual forma, es necesario mejorar en las áreas que así lo requieran y comprender que el cambio es natural y aceptar que es necesario.

3. Mostrar empatía con la gente

Esta es una de las lecciones más importantes que dejó este año, mostrar empatía con la gente, ya sean colaboradorxs o clientxs. Ponerse en el lugar de la otra persona y, si es necesario, brindarle ayuda.

Trabajar de forma remota no es impedimento para seguir intentando construir relaciones, hay factores emocionales e interpersonales que pueden definir la forma en que se desempeña una persona en su trabajo. En resumen, si hoy te preocupas por tu equipo de trabajo, el día de mañana obtendrás una respuesta positiva de su parte y se verá reflejada en los resultados

4. Confiar en el trabajo remoto

Aunque algunos empresarios no confían en el home office, la pandemia ocasionó que tuvieran que creer en esta forma de trabajo, ya que era la única disponible para seguir con las labores. Una de las principales preocupaciones es que la productividad bajará debido a que el trabajo se realiza de forma remota.

Contra esta forma de pensar, los resultados han mostrado que el compromiso y la productividad se han incrementado. Además, las personas se han ahorrado dinero y tiempo en traslados, todo esto gracias a la tecnología y a las herramientas digitales que hacen que trabajar desde casa sea más fácil.

5. La importancia de la presencia digital

Por la pandemia las compras de productos en línea aumentaron y con ello se crearon nuevos hábitos, aunque por el otro lado, los problemas que aún tenía el comercio electrónico salieron a flote; lo que dio como resultado que lxs clientxs se sientan decepcionadxs con algunas tiendas o marcas en específico.

Por ello, contar con presencia digital es importante, pero lo es aún más saber aplicar las estrategias adecuadas para cumplir con las expectativas de lxs clientxs. Esto con el fin de alcanzar los objetivos de ventas y mantener una buena reputación.

6. Seguir aprendiendo con clases en línea

La educación en línea fue uno de los principales cambios durante este año, el 2020 les mostró a los emprendedores que es necesario tener una capacitación continua y esto puede hacerse con ayuda de la tecnología.

Las plataformas de educación en línea se vieron en la necesidad de crear los recursos necesarios para dar acceso a una educación flexible y de calidad. La tecnología hizo posible estudiar desde casa y que la educación no se detuviera.

7. La comunicación debe ser clara y adaptarse al contexto

Este año recordó que tener una comunicación clara, directa y empática facilita el trabajo y las relaciones interpersonales a través de una pantalla. Además, una comunicación frecuente hace que el trabajo remoto sea lo más fluido posible.

Cuando hay mucha incertidumbre, mantener los canales abiertos de comunicación es una de las claves para comprender al otro. Lxs emprendedorxs conscientes de las dificultades y retos de su equipo y sus clientes son lxs que más se beneficiarán en los tiempos de crisis.

Emprender es un camino difícil, pero ser positivo te ayudará


Si bien los elementos de gestión son relevantes, los estados de ánimo para llevar a cabo las ideas de negocio tienen igual o mayor importancia. Y es que el hecho de pensar positivo permite reaccionar de mejor manera ante las problemáticas del día a día.

Mantener el foco en los objetivos de largo plazo sin perderse en los problemas inmediatos. Las cuentas por pagar, los impuestos, los sueldos, la reposición de materiales y otros problemas cotidianos suelen colmar el tiempo y las preocupaciones de los emprendedores, provocando que muchas veces los temas a solucionar cada día los lleven a perder sus objetivos más profundos. Clave: discernir los aspectos verdaderamente vitales y los objetivos a largo plazo permite mantener el rumbo del emprendimiento y tener una visión positiva a pesar de los problemas que puedan presentarse diariamente.

Rodearse de gente positiva y optimista. Un elemento fundamental para alcanzar el éxito de un emprendimiento es tener una visión positiva y confiar en el futuro. Las personas pesimistas son una mala influencia para quienes apuestan a crecer y se atreven a ir más allá de lo inmediato, al tiempo que funcionan como imanes que atraen más situaciones negativas al emprendimiento. Clave: para crecer es necesario rodearse de gente con visión, que busque avanzar hacia el futuro y no tema a los desafíos. Cuando queremos crecer, el impulso de otros funciona como empuje para nuestro propio impulso, así como si lo permitimos, el freno de los demás, frena nuestros propios sueños.

Practicar una actitud positiva, de gratitud y reconocimiento hacia los propios logros. En algunas ocasiones los problemas cotidianos son tantos que los emprendedores se sienten agobiados y no consiguen hacer un alto, reconocer y expresar su gratitud ante los logros y avances de su emprendimiento. Clave: se deben buscar soluciones para los problemas cotidianos manteniendo una visión positiva y reflexiva que nos permita avanzar.

Sentirse merecedor del éxito. La energía de nuestros pensamientos es clave para crecer. Ellos pueden conducirnos al éxito absoluto o al mayor de los fracasos. Mucha gente no logra sus objetivos porque en su fuero íntimo cree que no merece alcanzarlos. “La riqueza no se hizo para mí”, “siempre voy a ser pobre”, “nací para trabajar y nunca tendré dinero”, “vivo al día” son algunas frases comunes. Cambiar esa línea de pensamientos es el primer paso para abrir las puertas al éxito. Clave: el éxito está disponible para cualquiera que quiera alcanzarlo con suficiente pasión. El único que pone límites a los sueños es uno mismo. Lograrlo depende de ti.

Cómo convertir tus ideas en realidad.

No es sobre las ideas. Sino hacer que éstas se vuelvan realidad”

Scott Belsky, cofundador de Behance

Todos hemos tenido alguna gran idea, momentos en los que compartes con la gente que más quieres y aprecias una gran idea, y que resulta que años más tarde ves cómo alguien la ha lanzado al mercado.

El conseguir que algo se haga realidad pasa por hacer algo, tan sencillo como eso, hacer ALGO. Mucha gente prefiere excusarse con que no tengo dinero, para hacer eso hay que saber, no conozco a nadie, yo no voy a ser capaz de hacer eso… limitaciones y miedos que tenemos cada uno de nosotros.

El proceso de transformar una idea en realidad pasa por dar el primer paso y empezar a darle forma y poniendo negro sobre blanco, definiendo que es lo que queremos lograr, si tiene sentido (alguien me va comprar y a qué precio) y si es viable (el momento). No vamos a hablar de cómo elaborar un Business Plan, puedes encontrar muchísimas publicaciones y cientos de artículos y libros que te enseñan a elaborarlo… el caso es empezar.

Las casualidades no existen, si las decisiones acertadas y los errores. La suerte es para aquellos que están con los ojos abiertos y son capaces de aprovechar las oportunidades que el universo les pone delante sin temor a fracasar.
En el mundo de los negocios hay que ser un ejecutor de ideas, es decir… llevarlas a cabo, no vale con ser una persona que basa todo en los libros, y en estudios y después… ¿¿Cómo lo llevas a cabo?? ¿¿Dónde queda todo ese esfuerzo si no eres capaz de pasarlo del papel a la realidad??

Los equipos de personas es importante que estén formados por diferentes perfiles que se complementen, y si no cuentas con un equipo de personas y eres un llanero solitario mejor será que desarrolles una personalidad Bipolar que lo permita, como en el clásico de la literatura española de “El Quijote”, debemos tener un Quijote y un Sancho, un soñador y un conservador conformista con sus miedos.

Otra de las cosas que quiero es invitarte a quitar una palabra de tu vocabulario, INTENTAR/ TRATAR. Esa palabra es la primera piedra para construir algo a medias, sin intensidad y sin ninguna finalidad clara, es la mejor manera para empezar a fracasar.

Y ya puestos a estar hablando de literatura española, acabo este post con esta frase Antonio Machado que dice así; “Caminante, son tus huellas el camino y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar”.

Carlos López-Fdez
Co-Founder de Business Connector

5 mitos que te alejan del éxito

Para alcanzar el éxito, es necesario pensar diferente a la mayoría. Aunque no es sencillo, es una habilidad que puede ser desarrollada y, mantener alejados estos 5 mitos, nos acercará a un pensamiento más creativo:

  1. Las oportunidades no tocan a mi puerta. Cierto. Las oportunidades no llegan mágicamente. Las oportunidades se ganan. Hoy en día son limitadas y no hay que sentarse a esperar que otro nos dé una.
  2. Una circunstancia me detiene. Es natural pensar que otro ha bloqueado una oportunidad o no ha reconocido su valor. Pues hay que dejar de darle importancia a ello. No podemos controlar a los demás, pero sí que podemos controlarnos a nosotros mismos.
  3. No tengo suficiente tiempo. El día dura 24 horas para todos. La clave está en cómo utilizar esas horas. En lugar de ajustar la agenda a un horario, resulta mejor realizar las tareas lo más rápido y eficientemente posible. No dejemos que el tiempo nos controle, sino lo contrario.
  4. No sé si vale la pena «hacer algo». Las personas exitosas obtienen su éxito porque trabajan mucho más que otras, a base de esfuerzo y sacrificio. Aconsejamos pensar en la compensación no como el requisito para hacer un esfuerzo adicional, sino como la recompensa merecida.
  5. Nada en mí es especial. Tenemos la falsa creencia de pensar que las personas exitosas tienen algo «especial» que las diferencia de los demás. Eso no siempre es cierto. No se requiere un don especial para alcanzar el éxito. Es más cuestión de voluntad, esfuerzo y perseverancia. Pon el foco en lo que sí tienes y no en lo que te falta.

3 consejos para hacer un networking poderoso

Hacer networking puede ser mucho más divertido e interesante de lo que crees.

Es una realidad que para algunas personas, la habilidad de relacionarse con otras es muy natural, sin embargo, para otros no resulta tan fácil.

El verdadero networking es una experiencia muy orgánica. Si estás tratando de establecer un contacto con una persona muy influyente de tu medio o de cualquier otro, las conversaciones tradicionales (llamada telefónica o envío de correos electrónicos) casi nunca funcionan. Estas personas suelen estar muy ocupadas y lo que menos en lo que les gustaría invertir su tiempo libre es en atender a un desconocido.

Para lograr superar esta barrera, es necesario que te detengas un momento a pesar qué puedes ofrecer que generaría interés en otra persona para que te busque. Puedes seguir estos sencillos consejos:

1- Crea una marca conocida y conviértete en referente. ¿Qué es lo primero que pensarían otras personas de ti cuando escuchan tu nombre? ¿Eres un solucionador de problemas, un creativo, un emprendedor? ¡Trabaja entonces sobre esas fortalezas! Una vez que tengas bien definido este nicho, puedes traer más negocios a tu mesa.
2- Pasa a ser una persona poderosa también. Cuando asistas a una reunión con un posible inversionista, en lugar de «pedir dinero», deja en claro que les estás ofreciendo una oportunidad de hacer negocio y dinero en conjunto. Este pequeño cambio de mentalidad te convertirá en un guerrero de los negocios.
3- Hazte recordar. Cuando las personas de éxito se reúnen, muy poco hablan de negocios. Hablar de trabajo puede resultar aburrido, mientras que discutir sobre deportes, cultura o incluso, política, es mucho más interesante. Las persona exitosas suelen tener pasatiempos como el pádel, el golf, los vinos. No tienes que ser un experto en estas áreas, pero sí puedes ampliar tus conocimientos y de esta forma, serás mucho más memorable cuando las personas se reúnan contigo.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies